Catecismo: Los exorcismos

¿Qué dice el catecismo sobre los exorcismos?

1673 Cuando la Iglesia pide públicamente y con autoridad, en nombre de Jesucristo, que una persona o un objeto sea protegido contra las asechanzas del maligno y sustraída a su dominio, se habla de exorcismo. Jesús lo practicó, de Él tiene la Iglesia el poder y el oficio de exorcizar. En forma simple, el exorcismo tiene lugar en la celebración del Bautismo. El exorcismo solemne sólo puede ser practicado por un sacerdote y con el permiso del obispo. En estos casos es preciso proceder con prudencia, observando estrictamente las reglas establecidas por la Iglesia.

Read moreCatecismo: Los exorcismos

Exorcismos entonces y ahora

Exorcismos - entonces y ahora

Como expulsar los espíritus malos, lo enseñaba Jesucristo a sus discípulos. Los exorcismos de Jesucristo tan como los hechos después, por los apóstoles entre los Judíos y paganos, habían llegado a ser famosos por su eficacia. El poder sobre los demonios es precisamente una confirmación de la veracidad de fe cristiana y, en mismo tiempo, una fruta de proclamar la Buena Nueva.

Read moreExorcismos entonces y ahora

¿Qué es el exorcismo?

¿Qué es el exorcismo?

Los exorcismos son un ministerio de liberación del dominio demoníaco, el que ejerció Jesucristo y que ordenó a sus alumnos, diciendo: “Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios” (Mt 10, 8). El exorcismo (gr. exorkizein – “maldecir”) es un comando dado en el nombre de Dios a un demonio para que él salga de una persona, un animal, un lugar o una cosa. Es una forma especial de la bendición (sacramentalio) que el sacerdote otorga a un hombre en las situaciones y necesidades específicas.

Read more¿Qué es el exorcismo?